No dejes pasar estas señales de alerta en tu relación

Puede que seas una romántica, pero al ver a tus abuelos suspiras y deseas tener una relación como la de ellos. Es por eso que puede que no quieras mirar algunos signos alarmantes en tu relación, diciéndote que es algo que es pasajero, que no durará para siempre, que puede que no sea tan malo a fin de cuentas. Eso es un error, y se paga caro. Si tu pareja presenta algunos de estos signos, es claro que ese chico no es para ti, seguir adelante y encontrar pareja en algún otro lugar!

señales de alerta en tu relación

Exparejas

Si habla constantemente (y de forma muy negativa) de sus exparejas, entonces no ha dejado atrás el pasado para disfrutar el presente, y menos aún el futuro. No tienes lugar en su vida hasta que lo supere, y es aún peor si afirma que “todas eran unas locas”: él es el denominador común.

Malas sensaciones

A veces, cuando conoces a una persona y sientes que algo no te gusta, puede que tu subconsciente te esté enviado señales, no del todo evidentes, pero negativas. Hazla caso y aléjate.

Medias verdades

“No te lo dije porque no me lo habías preguntado”. Puede ser válido una vez, pero si se repite, no mejorará nunca. No miente, es cierto, pero tampoco te da los datos necesarios para que sepas la verdad, culpándote de ello luego.

No soportas a sus amigos

No se trata de ser mejores amigos con sus amistades, pero si el tener que pasar una hora con ellos te hace querer saltar de un edificio, presta atención. Tu pareja y sus amistades tienen cosas en común, y como no estás atraída hacia sus amigos, notarás sus defectos con mayor claridad. Si siempre defiende a sus amigos antes que a ti, no te quiere como una igual.

“Relación secreta”

Si te dice que es mejor mantener la relación en secreto, entonces no quiere que seas su pareja, sino algo con menos compromiso y todos los beneficios. Puede que haya algún motivo real, pero si no está dispuesto a afrontar las consecuencias, es preferible que busques a alguien que no se avergüence de tu presencia.

Doble estándar

Quizás te pida que no hagas X, y te da uno o más motivos para ello. Esos son los mismos motivos que esgrimes cuando le pides que no haga X. Su respuesta es enojarse, argüir que él si puede hacerlo, y que estás siendo injusta. ¿De verdad quieres tener de compañero a un niño?

Signos de una relación abusiva

signos de una relacion abusive

El abuso no tiene lugar en una relación amorosa. El abusador tiene un comportamiento cíclico, en donde los abusos se intercalan con un período de romance, donde promete cambiar, y luego los abusos regresan. Sin importar si es tu pareja de años, si notas que empiezan a aparecer uno o más de estos signos, pide ayuda urgente y huye de la relación. Tu vida y buena salud es mucho más importante que una relación de pareja.

1. Posesividad

Si quiere saber a dónde vas, con quién, cuánto tiempo estarás fuera, y luego llama o se aparece por donde dijiste que estarías, estás frente a uno de las señales de un abusador. Además, no es extraño que empiece a prohibirte ver a algunas personas (que de seguro son quienes intentan advertirte sobre lo que sucede), controle la ropa que usas, el dinero que ganas y se meta en tu trabajo.

2. Celos

Los celos son una señal de inseguridad, no de amor. Si te acusa de coquetear, de engañarlo, te aparta de familiares o amigos diciéndote que “te están llenando la cabeza”, reacciona.

3. Amenazas

“Si haces eso, me iré”, o amenazas similares son frecuentes. Quizás no sean hacia ti o la pareja, sino hacia tus personas queridas, tu mascota, tus posesiones u otras cosas que aprecies. Frases como “Nadie te querrá como yo” o “Soy el único que te amará” son de esperar.

4. Violencia

Ya sea física, verbal o sexual, el abusador la utilizará para hacerte hacer cosas que no quieres, ya sea por la fuerza o con amenazas varias. No acepta un “no” por respuesta.

5. Miedo

Si le temes a tu pareja, o sientes que caminas sobre huevos a su alrededor, eso no es amor. Temes que lastime a alguien, y ese alguien, tarde o temprano, serás tú.

6. Desvalorización

El minimizar tus logros, burlarse de tus progresos o las comparaciones nocivas apuntan a que pierdas tu autoestima. Puede que te humille en público o en privado, y que no te brinde afecto, aprobación y aprecio si no haces lo que él pretende que hagas.

7. Te apura

El ritmo de la relación lo pone tu pareja, y no importa si no te sientes cómoda o preparada para ello. Sólo su opinión importa.

8. Nunca es su culpa

Si la relación no funciona, es porque no haces lo que él dice. Si su jefe no lo asciende, es porque alguien le hizo una trampa. Nunca asume responsabilidades ni su propia culpa.